miércoles, 11 de junio de 2098

El átomo

La materia, las cosas, todo lo que nos rodea... en definitiva, todo lo que ves a tu alrededor tiene una serie de propiedades físicas que vienen determinadas por los átomos que lo componen. (Una pelota formada por átomos de Oro (Au) va a pesar más que una del mismo tamaño pero formada por átomos de Calcio (Ca), pero también va a tener otra serie de propiedades). 


Resultado de imagen de atomo neutron proton
Ejemplo de átomo. En Azul y rojo neutrones y protones, en gris electrones. Crédito: Wikipedia. 

Hasta hace relativamente poco, se creía que los átomos eran partículas indivisibles.

Ahora sabemos que no es así. No son indivisibles ni tampoco lo son, de hecho, las partículas que los forman. Dichas partículas son tres: protones, neutrones y electrones. El núcleo del átomo está formado por neutrones y protones, y los electrones están pululando por alrededor. 

Lo que diferencia a unos átomos de otros es el número de protones que poseen. Así, el átomo más pequeño y de hecho, el más abundante en el universo es el Hidrógeno, que tiene un solo protón. El segundo, con dos protones, es el Helio. El Litio tiene tres... etc.

Los protones tienen carga eléctrica positiva y los electrones negativa con lo que la carga final del átomo es neutra. Los neutrones, como su propio nombre indica son neutros. Los neutrones mantienen la estabilidad del núcleo, es decir, ayudan a que siga unido. 

Los átomos de un elemento tienen un número determinado de neutrones y protones, aunque pueden existir átomos con un número diferente de ellos. Si tienen diferente número de neutrones se llaman isótopos. Los isótopos de un mismo elemento pueden ser estables o inestables. Los elementos inestables se dice que son radiactivos.

Leer siguiente entrada: Más cosas sobre el átomo.

Volver al índice (Página principal). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario